El embarazo es algo hermoso que debe cuidarse delicadamente para prevenir hasta el mínimo problema, de esta forma tanto la madre como la familia estarán tranquilas sobre la salud y crecimiento del bebé.

El control prenatal consiste en una visita mensual al doctor en la cual te tomará la presión arterial, medirá el crecimiento de tu abdomen, controlará el aumento de tu peso, enviará pruebas de laboratorio y ecografías, todo esto para determinar que todo esté bien.

El control prenatal tiene el objetivo de prevenir, diagnosticar y tratar todo tipo de padecimientos durante el embrazo como:

  • Infección urinaria sin síntomas.
  • Anomalías congénitas, cardiacas o hidrocefalia.
  • Enfermedades hereditarias y síndromes genéticos.
  • Infecciones congénitas como la rubéola fetal.
  • Enfermedades cromosómicas como  el Síndrome de Down.
  • Embarazos múltiples o embarazo gemelar.
  • Amenaza de parto prematuro.
  • Presión arterial alta.
  • Trastornos de crecimiento fetal o diabetes del embarazo.
  • Incompatibilidad de grupo sanguíneo o enfermedad por Rh incompatible.